El marketing online, parecidos y diferencias con el inbound marketing

Se puede adivinar fácilmente. Seguro que uno termina en este artículo porque ha buscado una agencia de marketing online que pudiese explicar, con conocimiento de causa, la diferencia entre marketing online e inbound marketing. Las dos palabras de moda que todo el mundo está utilizando, pero que nadie se toma la molestia en aclarar qué son. Para todos ellos, aquí queda una explicación que zanje la cuestión.

¿Qué es el marketing digital?

El marketing digital es un conjunto de prácticas o herramientas que pueden ayudar a una marca a conseguir objetivos concretos de carácter comercial o publicitario. ¿Y cuáles pueden ser esos objetivos?

Posicionamiento web

Muchas empresas tienen la excentricidad (que locos, ¿no?) de querer aparecer entre los primeros resultados de los buscadores. ¿Cómo se hace esto? Un buen trabajo de SEO, contenidos de interés que se actualizan regularmente, un trabajo en redes que redirige el tráfico a la página… todo eso es posicionamiento web, y por tanto, parte del marketing online que ayuda a los usuarios puedan ver una página por encima de su competencia. Es decir: consiste en poner en práctica una serie de tácticas destinadas a un objetivo.

Un imperio de venta online

¿Quién no quiere vender más que Zara? Llega el momento de sacar las métricas, estadísticas y analizar las acciones en la red para ver qué cosas fallan y en cuáles se está triunfando. Invertir en publicidad web con acierto, seleccionar en qué páginas situar los banners y rentabilizar la inversión al máximo posible.

En resumen

Vamos, que todo lo que es marketing online tiene que ver directamente con las herramientas que se vayan a usar, así como con las técnicas que se emplean. Se trata de un trabajo o de un proceso mecánico que bebe directamente de las cifras y donde se pueden encontrar procesos ordenados que explican la mejor manera de conseguir aquello que se busca.

Algunas claves del inbound marketing

En la otra posición está el inbound. Y aquí se puede situar ya la primera diferencia entre ambos términos. El inbound trata de un enfoque, de una manera de entender las cosas, no de un conjunto de técnicas o recursos para llevarlas a cabo. Realmente, ambos se tocan en más de un punto, como luego se verá. Pero ahora, al caso. Estas son las claves del inbound marketing.

Dejar que lleguen, no ir a por ellos

¿Quién no está harto de tener que ver anuncios que saltan al navegar por internet? Esta situación, a grosso modo, bien puede resumir los principios de acción del inbound. Es decir, dejar de saltar hacia los usuarios con estrategias de marketing agresivas y con publicidad masiva. No atosigar. Se cazan más moscas con miel, es decir, dejando que vayan a por uno. La nueva mentalidad, por lo tanto, consiste en ponerse un poco más zen y menos ansiosos. Si las cosas tienen que llegar, lo harán por su propio pie. Así, «si Mahoma no va a la montaña…».

Acompañar a los clientes

Otra muestra de esta nueva mentalidad y la de One Line está en la forma en la que se presentan los contenidos. Estos se desarrollan pensando en las diferentes fases naturales que puede atravesar un cliente potencial. Y es que cuando alguien descubre un nuevo producto hay diferentes sensaciones o necesidades. Primero se busca la información sobre el propio producto: qué es, en qué consiste, qué utilidad tiene, etc. Luego, el interés pasa a estar en sus usos, novedades y demás. Y, finalmente, en un proceso de compra. Por lo tanto, los contenidos y la estrategia de marketing deben orientarse sobre esos pilares.

Diferencias entre ambos conceptos

Se ha visto ya que la principal diferencia entre ambos términos tiene que ver con su ámbito de actuación. El marketing digital va referido a las herramientas o técnicas que van a emplearse. Y el inbound, por otro lado, a la mentalidad o filosofía con la que van a utilizarse esos recursos. Por lo tanto, una y otra se pisan, entran en contacto y utilizan los mismos elementos. Las redes sociales, el posicionamiento SEO, una estrategia de lettering… todo ello se emplea en el inbound y todas ellas son herramientas del marketing. En la actualidad, el inbound marketing se presenta como la mentalidad más acertada y efectiva a la hora de cumplir con los distintos objetivos que pueda perseguir una marca. Por ello, realmente, al ser la teoría dominante, el marketing digital está subordinado o dispuesto para su uso por parte del inbound. Y precisamente de ahí surge el hecho de que, continuamente, ambos términos se pisen y confundan entre ellos. En conclusión, a veces las palabras no hacen más que enredar más una situación. Una mentalidad correcta puede aplicarse erróneamente. Por eso, aunque se utilicen todas las herramientas del marketing online, nadie puede asegurar que se usen correctamente. Como siempre, este tipo de cosas están pensadas para grupos de expertos y profesionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp Envía un WhatsApp